lunes, 9 de enero de 2012

Año nuevo, nueva forma de ahorro.

Comenzamos un año en el que todos los augurios nos preveen un año "horribilis". Todos los pronósticos son de recortes e impuestos -¡ay, impuestos para quien? me temos que para los mismos de siempre. O sea menos dinero en el bolsillo de la clase media que será la que al final "pague el pato". Pato que otros se han comido -leáse bancos, inmobiliarias, politicos, corruptos, ricachones, etc- , pato que los demas, es decir la mayoria ni lo hemos comido, ni bebido...
Pero como los tiempos se avecinan así y no nos queda mas remedio que el "pataleo" nosotros no tenemos nada mas que dos opciones:
a) aumentar nuestros ingresos
b)reducir nuestros gastos.
Obviamente las dos opciones son harto dificiles de cumplir. La primera es casi imposible, pues conforme está el mercado de trabajo, ya nos contentariamos con conservar lo que tenemos y ya no digamos los jubilados que como no sea la primitiva lo tienen mas que dificil encontrar otro ingreso. Y que decir de los parados....
Luego si la primera opcíón es dificil por no decir imposible, tenemos que optar por la segunda.
Y reducir gastos, a veces es ardua tarea, pues algunos ya los tienen reducidos a la máxima expresión. No obstante hay van algunos consejillos por si ello ayudara:
-No usar el automovil, nada mas que lo estrictamente necesario. Ademas de ahorrar combustible es saludable y por supuesto ecológico. Una bicicleta de esas que tenemos arredradas nos vendria bien volverla a sacar...
-La calefacción ponerla como máximo a 21 o 21,5 grados. Para ello seria conveniente hacernos de un termostato para controlar bien la temperatura.
-Usar el transporte público para viajes en los que se pueda usar. En las capitales ya se sabe cuales son y en los pueblos se puede recurrir a la "viajera" sobre todo cuando viaja uno sólo. Cuantos viajes hacemos a pueblos cercanos que pudieramos hacer en servicio público.
-Aprovechar las compras en rebajas. Claro que siempre y cuando dediquemos esas compras a lo que sea realmente necesario. ¿Cuantas veces se compra por impulsos, por "ser barato" cosas que realmente usamos una o dos veces o ninguna. Tambien se puede usar la opción de compras on line, siempre y cuando se necesite lo que se compre y se vea ventaja de precios teniendo en cuenta portes, embalajes, etc.
-Comprar productos alimenticios igualmente que nos sean prácticos, que no nos caduquen, y que, cocinandolos, le saquemos mas provecho. De eso las amas de casa saben mas, pero a veces se puede aprovechar al máximo (el cocido da para varias comidas, el pan sobrante se puede aprovechar para desayunar en forma de tostadas o migas... cob¡ngelas platos que nos sobren, etc)
-Buscar opciones de telefonía competitivos, así como usar el movil lo estrictamente necesario. Hay gente que paga una barbaridad de teléfono movil y no se preocupa en ver tarifas de otras oparadoras.
-La electricidad. Tambien en este capítulo se puede ahorrar: Luces innecesarias, bombillas de alto consumo, stan-by (solamente apagando éstos en hogar con cuatro o cinco enchufes dicen de un ahorro de unos cien euros al año), braseros eléctricos prescindibles, etc.
-No picar en señuelos que nos piden el movil para cargarnos MSN. Hay que leer siempre las condiciones de aceptación.
Seguramente que la imaginación y ccondiciones de cada uno nos pueden ayudar a esos recortes, que no son tales, sino puro ahorro de derroches y gastos innecesrios. Con todo ello es mas que problable que compensemos los recortes e impuestos que nos van a imponer.